Antes y después: 8 años de evolución

Antes y después 2008-2016

De Nokia a Samsung, 8 años de avances tecnológicos que hicieron que finalmente me decantase por una de las marcas líderes en el sector de la telefonía móvil.

Que no… ¡¡¡que es coña!!! Yo y mi humor tan característico 🙄
Bromas a parte, como apreciáis en la foto, aquí os traigo el artículo que me comprometí a hacer del «antes y el después», un artículo/reportaje desde que empecé a cuidarme prácticamente, hasta el día de hoy.

¿Cómo comencé y por qué?

En mi caso la decisión de iniciarme en las pesas fue por algo muy típico, sería con unos 16 años aproximadamente, por el año 2002, cuando empecé a salir por ahí con mis amigos y a conocer a gente nueva y fue cuando me di cuenta que frente al espejo me veía «un gordo», me veía muy diferente al resto de mis amigos y eso no me gustaba nada.

El incremento de la obesidad infantil por hábitos poco o nada saludables es realmente alarmante en este país

En ese instante fui consciente de que no quería seguir viéndome así, de que esa realidad debía de cambiar. Ahí es cuando por primera vez me apunto a un gimnasio y empiezo a tomar contacto con el mundo de los hierros.
Cabe destacar que, por aquella época, debería pesar alrededor de unos 80 kilos, es decir, estaba bastante más pasado que en la foto que os muestro de 2008 que es cuando empecé a hacerme «un seguimiento fotográfico».

También es cierto que en esa época no pensaba en la salud, simplemente no me gustaba lo que veía frente al espejo y eso había que solucionarlo.

Como dato, en la foto que veis de 2016 estoy en los 77 kilos de peso, vaya, lo mismo, ¿eh?

2008

2008

2009

2009

2010

2010


En el transcurso de los primeros 6 años (2002-2008), invertí más tiempo en decir que estaba apuntado a un gimnasio que lo que realmente era estar yendo al gimnasio a entrenar, supongo que inconscientemente ya me sentía mejor por el echo de estar apuntado, aunque prácticamente no fuese nunca o casi nunca. Por supuesto sobra decir que los cambios fueron 0, no conseguí absolutamente nada.

Años después entendí que había estado perdiendo el tiempo y jugando con mi salud gravemente.

Transcurría ya el año 2008, teniendo yo 22 años, cuando tras un trágico suceso familiar tomo conciencia de la vital importancia de cuidarse día tras día, de lo necesario de empezar a trabajar de inmediato en la mejor versión de mi mismo para poder hacer frente a las necesidades del día a día con comodidad y, especialmente, poder disfrutar de una buena salud en un futuro.

En ese momento es cuando realmente empiezo a tomármelo en serio, cuando empiezo a acudir con regularidad al gimnasio y cuando mi visión sobre la situación cambia drásticamente, vi claro que si quería llegar lejos debía ir poco a poco pero con paso firme y decidido, el mejor momento para empezar era ahora, no podía seguir perdiendo un sólo segundo más de mi tiempo.


Fracasos y éxitos

La frustración también se apoderó de mí en varias ocasiones, había veces en las que me sentía perdido, sentía que los avances no eran todo lo que desearía, que el esfuerzo y sacrificio era demasiado para lo que estaba consiguiendo en ese momento, dudas y más dudas, que finalmente se traducen en un desastre garrafal.

En mi primera bajada de peso seria, mi primera definición potente (en comparación con lo que yo era), fue por el año 2010 como podéis ver en las fotos del inicio, se aprecia una mejora sustancial, pero esa mejora iba de la mano de un caos interior totalmente insostenible.

Mens sana in corpore sano

Eso decía la frase… y razón no le faltaba.
Llega el año 2011 y había vuelto a engordar, ¿qué había pasado? pues muy sencillo, había acabado hasta los p***s coj***s de todo, en mi mente no cabía aquella situación, ¡¿tanto esfuerzo y sacrificio para haber conseguido ese resultado de m****a?!
Algo fallaba y en ese momento pensé que la suplementación era la solución, craso error, lo único que conseguí con ello fue tener todavía menos dinero del que tenía – y no digo lo que no estoy diciendo, la suplementación es buena si se sabe lo que se toma y como se toma, pero sin el debido asesoramiento la suplementación lo único que hace es que te gastes el poco o mucho dinero que tengas y no obtengas ningún resultado -.

Es momento de reflexionar, es momento de parar y poner todo en orden antes de poder seguir avanzando. Esas idas y venidas al gimnasio, ese dinero tirado en suplementación, esas locuras llevadas a cabo en la sala de pesas no podían acabar bien si seguía haciéndolas y a los echos me remitía, después de haber adelgazado había vuelto a engordar.
Pienso entonces que dejarme llevar por los profesionales puede ser la solución, es ahí cuando me pongo a dieta estricta y me dejo guiar por los que realmente saben del tema, y ahí es cuando llegan los cambios notables.
Es en el año 2012 cuando vuelvo a la buena línea, cuando se vuelve a revertir la situación de sobrepeso tras otro proceso de definición y de nuevo vuelvo a estar enfocado en el futuro y en la salud. Paciencia y trabajo duro.

2011

2011

2012

2012

2013

2013


Formación y experiencia

De 2012 a 2013 me sentía muy cómodo, me sentía muy motivado y totalmente enfocado y pensé en llevar a cabo un reto, reto del que ya os hablé en otro artículo, y cabe decir que pese a que fue muy duro… conseguí el reto y lo pasé muy bien llevándolo a cabo.

Tras eso, pensé que no era suficiente, me faltaba algo, quería seguir progresando y debía descubrir nuevas maneras de hacerlo, me sentía «encerrado» en ese cuerpo que, aun estando muy satisfecho, una parte de mí me decía que no era suficiente.

Y ahí llegué a la conclusión de que la formación era la solución, y fue cuando comencé a formarme en el mundo del fitness, la musculación y la nutrición.

Y… ¿Qué decir tras esa decisión? Poco puedo decir y que no veáis en las fotos. Mi físico dió un cambio radical, los avances empezaron a llegar muy rápidamente, todo empezó a cobrar sentido, el esfuerzo empezó a ser sostenible y los cambios llegaban con cada estrategia nueva que decidía llevar a cabo.

Simplemente hay un antes y un después. Desde entonces, todo ha consistido en seguir sumando éxito y experiencia.

Por último, concluir este artículo diciendo que ojalá la formación hubiese sido mi primera decisión ante las adversidades que pasé, pero más vale tarde que nunca. La experiencia de haber aplicado los conocimientos adquiridos fue realmente sensacional, el conocimiento de la ciencia aplicada a la nutrición y al entrenamiento es algo básico que pasé por alto.
Tras mi formación y la experiencia acumulada hasta la fecha es cuando sentí la necesidad de llevar mi nivel de conocimientos adquiridos y de competencia a un nivel más formal, es cuando paso el proceso de acreditación de competencias de la Generalitat y me reconocen como profesional del deporte en la Escuela Catalana, tal y como os hablo en este apartado.
De repente el culto al cuerpo y la salud pasó de ser una necesidad a un hobbie y de un hobbie a una pasión, pasión con la que sentía que podía ayudar a muchas personas, personas que como yo, podían haberse topado ante la frustración y la desesperación al no conseguir los resultados esperados, al sentirse perdidos, al no saber qué hacer…

Y finalmente…

La mejor etapa: de 2014 a 2016

2014

2014

2015

2015

2016

2016


De Nokia 6280 a Samsung Galaxy S5 – 8 años de evolución –

Ahora sigo trabajando en mi mejor versión, así que… ¡no avanzo acontecimientos! ¿Habrá móvil nuevo para este 2017? 😉

Evolución


DietayFitness

Apasionados por el fitness y el wellness por su repercusión directa sobre la salud y calidad de vida.

Comments (2)

  • Felicidades por ese progreso. Por tu blog…Y gracias por contar tu evolución y ofrecernos tus conocimientos. Que seguro nos serán muy útiles.

    • Hola Maite!
      Que alegría saber de ti… lo último que supe era a través de Instagram, espero que estés muy bien.

      Ciertamente había dejado mi blog parado un tiempo, no me sentía muy motivado, pero ahora de nuevo he vuelto al sendero de la redacción y que mejor que empezar con este «antes y después» 🙂
      Empiezo de nuevo con muchas ganas y con muchos temas que compartir con todos vosotros.

      Espero te sirvan y cualquier duda, ya sabes dónde localizarme.
      Un besazo!

Los comentarios están cerrados.